¡NUESTRA MISIÓN DE DURABILIDAD!

 

Como fabricante de esquíes, la protección del ecosistema global es más importante que nunca para Völkl. Los deportes de invierno se ven afectados de manera desproporcionada por la creciente carga sobre el medio ambiente y el mundo natural, y dependen de la protección del «oro blanco» que se encuentra en las montañas. En Völkl, el último fabricante de esquíes que queda en Alemania, consideramos que la protección del medio ambiente es nuestra responsabilidad, razón por la cual la sostenibilidad y la eficiencia de recursos son tan importantes para nosotros. Desde la obtención de las materias primas y la producción hasta el uso de nuestros productos y su eliminación, nuestros esfuerzos por ser sostenibles abarcan todo el ciclo de vida de nuestros productos.

OBTENCIÓN Y PROCESAMIENTO DE MATERIAS PRIMAS

 

Desde la primera etapa del ciclo de vida de un esquí, es decir, la obtención y el procesamiento de las materias primas, apostamos por la sostenibilidad y contamos con alianzas con socios locales cuidadosamente seleccionados. Las materias primas que utilizamos provienen de fuentes 100 % europeas. Por ejemplo, la madera usada para hacer nuestros esquís proviene exclusivamente de fuentes renovables europeas certificadas por FSC y PEFC. Nuestros proveedores reciclan el 100 % de la madera que no se puede utilizar en la producción de esquís, por ejemplo, para generar electricidad o entregándoles el remanente directamente a los agricultores locales en forma de aserrín.
Transportamos las materias primas individuales utilizadas en la producción en embalajes de madera retornables sin película envolvente que son reutilizables y sostenibles. La ubicación de la fábrica de Völkl en Straubing, Alemania, permite rutas de transporte cortas, lo cual reduce las emisiones de contaminantes.

PREPRODUCCIÓN DE PROTOTIPOS


La promesa de calidad «Made in Germany» significa que los esquís de Völkl deben cumplir con altos estándares. Estar a la altura de ellos requiere años de desarrollo, lo cual incluye extensas pruebas y optimización de los prototipos. El uso de materiales reciclados y residuales, junto con materiales de revestimiento mal impresos, reduce los residuos en esta etapa de la producción. Para mantener la producción de prototipos al mínimo, y reducir nuestro uso de recursos, a menudo también simulamos el diseño de un nuevo esquí únicamente en el ordenador. Evaluamos nuestros procesos de producción anualmente para identificar las posibilidades de optimización y así poder mantener al mínimo el desperdicio sin comprometer la calidad.

PREPRODUCCIÓN DE PROTOTIPOS


La promesa de calidad «Made in Germany» significa que los esquís de Völkl deben cumplir con altos estándares. Estar a la altura de ellos requiere años de desarrollo, lo cual incluye extensas pruebas y optimización de los prototipos. El uso de materiales reciclados y residuales, junto con materiales de revestimiento mal impresos, reduce los residuos en esta etapa de la producción. Para mantener la producción de prototipos al mínimo, y reducir nuestro uso de recursos, a menudo también simulamos el diseño de un nuevo esquí únicamente en el ordenador. Evaluamos nuestros procesos de producción anualmente para identificar las posibilidades de optimización y así poder mantener al mínimo el desperdicio sin comprometer la calidad.

PREPRODUCCIÓN DE PROTOTIPOS


La promesa de calidad «Made in Germany» significa que los esquís de Völkl deben cumplir con altos estándares. Estar a la altura de ellos requiere años de desarrollo, lo cual incluye extensas pruebas y optimización de los prototipos. El uso de materiales reciclados y residuales, junto con materiales de revestimiento mal impresos, reduce los residuos en esta etapa de la producción. Para mantener la producción de prototipos al mínimo, y reducir nuestro uso de recursos, a menudo también simulamos el diseño de un nuevo esquí únicamente en el ordenador. Evaluamos nuestros procesos de producción anualmente para identificar las posibilidades de optimización y así poder mantener al mínimo el desperdicio sin comprometer la calidad.

PREPRODUCCIÓN DE PROTOTIPOS


La promesa de calidad «Made in Germany» significa que los esquís de Völkl deben cumplir con altos estándares. Estar a la altura de ellos requiere años de desarrollo, lo cual incluye extensas pruebas y optimización de los prototipos. El uso de materiales reciclados y residuales, junto con materiales de revestimiento mal impresos, reduce los residuos en esta etapa de la producción. Para mantener la producción de prototipos al mínimo, y reducir nuestro uso de recursos, a menudo también simulamos el diseño de un nuevo esquí únicamente en el ordenador. Evaluamos nuestros procesos de producción anualmente para identificar las posibilidades de optimización y así poder mantener al mínimo el desperdicio sin comprometer la calidad.

PRODUCCIÓN

 

Nuestra fábrica principal de Völkl en Straubing es una de las plantas de producción de esquí más avanzadas del mundo. La ubicación alemana y la promesa de calidad «Made in Germany» nos permiten controlar directamente las condiciones de trabajo, contribuir a las cadenas de valor regionales y apoyar la economía de la UE.

El sistema de gestión energética de nuestra fábrica en Straubing está certificado según la norma DIN ISO 50001. En aras de una producción limpia, hemos reducido significativamente el uso de sustancias tóxicas y nocivas en Völkl, y las hemos eliminado completamente de muchas etapas de la producción. Por ejemplo, en el proceso de producción ya no se utiliza la sustancia peligrosa diclorometano (DCM).

La recirculación del agua de molienda nos ha permitido reducir el consumo de agua en casi un 50 %. Los materiales reciclados, como cantos de acero y revestimientos, generalmente juegan un papel importante. En la actualidad, nuestros esquís están hechos hasta en un 28 % de materiales reciclados o producidos de forma sostenible.

PRODUCCIÓN

 

Nuestra fábrica principal de Völkl en Straubing es una de las plantas de producción de esquí más avanzadas del mundo. La ubicación alemana y la promesa de calidad «Made in Germany» nos permiten controlar directamente las condiciones de trabajo, contribuir a las cadenas de valor regionales y apoyar la economía de la UE.

El sistema de gestión energética de nuestra fábrica en Straubing está certificado según la norma DIN ISO 50001. En aras de una producción limpia, hemos reducido significativamente el uso de sustancias tóxicas y nocivas en Völkl, y las hemos eliminado completamente de muchas etapas de la producción. Por ejemplo, en el proceso de producción ya no se utiliza la sustancia peligrosa diclorometano (DCM).

La recirculación del agua de molienda nos ha permitido reducir el consumo de agua en casi un 50 %. Los materiales reciclados, como cantos de acero y revestimientos, generalmente juegan un papel importante. En la actualidad, nuestros esquís están hechos hasta en un 28 % de materiales reciclados o producidos de forma sostenible.

PRODUCCIÓN

 

Nuestra fábrica principal de Völkl en Straubing es una de las plantas de producción de esquí más avanzadas del mundo. La ubicación alemana y la promesa de calidad «Made in Germany» nos permiten controlar directamente las condiciones de trabajo, contribuir a las cadenas de valor regionales y apoyar la economía de la UE.

El sistema de gestión energética de nuestra fábrica en Straubing está certificado según la norma DIN ISO 50001. En aras de una producción limpia, hemos reducido significativamente el uso de sustancias tóxicas y nocivas en Völkl, y las hemos eliminado completamente de muchas etapas de la producción. Por ejemplo, en el proceso de producción ya no se utiliza la sustancia peligrosa diclorometano (DCM).

La recirculación del agua de molienda nos ha permitido reducir el consumo de agua en casi un 50 %. Los materiales reciclados, como cantos de acero y revestimientos, generalmente juegan un papel importante. En la actualidad, nuestros esquís están hechos hasta en un 28 % de materiales reciclados o producidos de forma sostenible.

USO Y ELIMINACIÓN

 

Los productos de alta calidad y larga duración de Völkl son un elemento clave de nuestros esfuerzos por ser sostenibles. Esto se complementa con un servicio de tramitación de reclamaciones y reparaciones en Straubing, que evita que se deseche un producto completo mediante la sustitución de partes individuales, con lo cual se reduce el uso de materiales.
Trabajamos en estrecha colaboración con proveedores regionales certificados de servicios de eliminación de residuos y ponemos gran énfasis en la amplia reutilización y el reciclaje de materiales individuales, incluyendo virutas de aluminio, acero, papel y madera.

DISTRIBUCIÓN

 

También utilizamos embalajes reutilizables y retornables para distribuir nuestros productos. En los casos en que se requiere un embalaje de cartón, utilizamos productos sostenibles hechos con un 75 por ciento de papel reciclado y certificado por el FSC, procedente de bosques gestionados de forma responsable.

Tus favoritos

+

El producto ha sido añadido a tus favoritos Mostrar favoritos